A- B- C- D- E- F- G- H- I- J- K -L -M -N -Ñ -O -P -Q -R -S T- U- V- W -X -Y -Z
¿Quieres un fondo musical durante tu visita? Haz click sobre el signo PLAY:
A modo de PRESENTACIÓN

H-I-J

HABLAR o HABLARSE: En sentido figurado, iniciar un noviazgo. Ej.: Fulanito y Menganita están hablando o bien Fulanito y Zutanita se hablaron un tiempo.

HAIGA: Automóvil grande y de aspecto suntuoso. La expresión, propia de la posguerra española, parece tener su origen en los nuevos ricos que habían hecho fortuna con el estraperlo; dispuestos a gastar su dinero, acudían a los concesionarios pidiendo el coche más grande que "haiga" (por "haya".)


HALLAÍTO: (Por el diminutivo de hallado, halladito). Expósito, niño recién nacido depositado en la puerta de una casa o de una institución benéfica.


HATO o JATO: Conjunto de objetos personales, ropa y víveres que una persona lleva consigo, generalmente cuando se deplaza a pie o en caballería. También hatillo o jatillo.

HENE o JENE: Repetido, voz para llamar al cerdo.

HERRETAZO o JERRETAZO: Aguijonazo, mordedura o picadura de un animal venenoso.

HIENDA: Raja, herida, hendidura. También: jienda.

HOGAÑO: En este año o en esta época. Proviene de la expresión latina hoc anno, en este año.

HONGO: En Campillo se aplica este nombre al champiñón silvestre (Agaricus campestris), que es el único que suele recolectarse y consumirse. Los demás se denominan genéricamente "setas" y, en general, se consideran no comestibles. Ver imagen.

HORNACHEGO o JORNACHEGO: Gentilicio para los naturales de Hornachos.

HORRA o JORRA: En el ganado, hembra adulta que no ha parido. Procede del árabe hurr, libre.

HORTERA: Fiambrera, especie de cacerola de metal, con tapa bien ajustada, que permite transportar la comida. Lamentablemente esta palabra está sucumbiendo desde que, en 1947, Earl Tupper patentara su equivalente en plástico: el tupperware o "taper".

HUEBRA o GÜEBRA: Cantidad de terreno que puede ararse en un día.

INDIANO: Persona que hizo fortuna en América y regresó luego a España.

JABA o JABÓN: Persona poco fiable. Ej. ¡Chica jaba está hecha ésa!



JAMPONAZA: Mujer robusta y guapa. El término "jampona", con este mismo significado, es típico de Murcia. En Salamanca, en cambio, significa glotona.

JAMUGA o JAMUGAS: Silla de tijera de patas curvas que se sujeta con correajes al lomo de las caballerías para que las mujeres pudieran montar con comodidad. En León: "jamúas."

JÁQUIMA: Guarnición que se pone en la cabeza de las caballerías para sujetar el bocado. Viene del árabe andalusí sákima.

JANGÁ: Jangada, palabra de origen portugués. Encargo o tarea que proporciona más molestias que beneficios. También: majadería, tontería. Ej.: ¡Vaya jangá!



JARBENTERA: mujer animosa, decidida y con dotes de mando y organización.


JATO: Véase HATO.


JEÓ o JEDOR: Olor nauseabundo. Vulgarismo por “hedor”. Ej.: Había un jeó a perros muertos.

JERGÓN: Colchón relleno de paja u otra materia vegetal que se colocaba bajo el colchón de lana, antes de que apareciera el colchón de muelles.

JERINGOS: Churros. La denominación se debe a la jeringa que se usaba a modo de manga para elaborarlos. Ej.: ¡Qué buenos estaban los jeringos del señó Manolo!

JERRAO: Cubo para recoger la leche al ordeñar. Solía ser de madera, con cinchas metálicas alrededor como refuerzo. Posteriormente se hicieron de metal, conservando a veces sólo el fondo de madera. El equivalente en castellano es herrada.

JESA: Dehesa, tierra aclarada de árboles y destinada a pastos.

JÍCARA: Propiamente la palabra designa una pequeña taza de fondo grueso que se usaba para tomar el chocolate, pero en Campillo se llama así a la onza de chocolate, es decir, cada una de las porciones en que está dividida una tableta. Jícara procede de xícalli, palabra de origen náhualt que designaba una especie de vasija de calabaza que usaban los indígenas centroamericanos.

JIENDA o HIENDA: Raja, herida, hendidura.

JIMPLAR: Sollozar.

JINCARSE: Clavarse, hincarse. En sentido figurado, también comerse o beberse algo en poco tiempo. Ej.: ¿Ya t'has jincao el bocadillo?



JINDAMA: Miedo. Procede del caló "jiñar", hacer de vientre. En Campillo suele usarse "meter jindama" como sinónimo de dar una paliza, especialmente cuando se usa como amenaza o advertencia. Ej.: ¡Que te meto jindama!



JIRA: Excursión con comida campestre. No tiene nada que ver con girar, ni mucho menos con las "giras" (esta vez con ge) de los cantantes, sino con la palabra francesa chère o bonne chère, que significa comilona. Las excursiones escolares, aunque no incluyeran comida, las llamábamos también "jiras".

JOCICO: Vulgarismo por hocico. Puede referirse también a la boca y nariz de una persona y entonces se usa preferentemente en plural. Ej.: ¡Límpiate los jocicos!



JOCINO: Especie de hoz para la siega. Vulgarismo por “hocino”.

JOFAINA: véase PALANGANA.

JOGARÍN: Murete o pared protectora con que se preserva del viento una candela hecha en el exterior, generalmente a la puerta del chozo.

JOLGORIO: Variante coloquial de holgorio. Fiesta bulliciosa. Procede del verbo holgar, en su acepción de no trabajar o divertirse.

JONGO: Hongo. En Campillo se aplica este nombre al champiñón silvestre (Agaricus campestris), que es el único que suele recolectarse y consumirse. Los demás se denominan genéricamente "setas" y, en general, se consideran no comestibles. Ver imagen.



JOPO: Rabo de la zorra (o cola de cualquier otro animal, especialmente si es peluda). También designa la inflorescencia en forma de puro de las aneas o espadañas (Typha latifolia). Ver imagen

¡JOPO!: Expresión expeditiva para indicar a alguien que se marche. Ejemplo: Pos si no te gusta: ¡jopo! o ¡Jopo daquí! o bien: ¡Jopo lleva la zorra!



JORRA: Vulgarismo por horra. En el ganado, hembra adulta que no ha parido.

JOTRIL: Cuchitril, vivienda miserable o muy pequeña. Originalmente un jotril era cualquier construcción techada para guardar animales. En la zona de la Vera (Cáceres) llaman así a una construcción con paredes de piedra, hecha en un olivar, donde se almacena la aceituna hasta que se lleva al molino.

JUMARANDINA: Humareda intensa. Ej.: ¡Chascho, qué jumarandina!



JUNCIA: Planta ciperácea semejante al junco, de tallo triangular y ligeramente aromática (Cyperus longus). Como preparativo para la procesión del Corpus, algunas calles de Campillo se alfombraban de juncias. Tras la procesión, los muchachos solían trenzar los tallos para hacer látigos. El golpe dado con uno de estos látigos era un “zurriagazo”. Ver imagen

JUNTIÑA: Trato o relación amistosa con una o varias personas. Ej.: Me parece que Antonio no quiere juntiña con nosotros.



JURGUIÑA: Prisa. También se aplica a la persona que tiene prisa. Ej.: ¿Adónde vas tan deprisa? ¡Qué jurguiña, chascha!



¡JUTA!: Voz para azuzar a los perros. Ej.: ¡Juta con él!

JUTAR: Azuzar a los perros.

Proseguir con la letra L



4 comentarios:

Manuel Carrasco Rubio dijo...

He comprobado que en el diccionario de términos campillejos......, figuran alfunas palabras compuestas y además como no sé donde comentar lo siguiente, se me ha ocurrido que lo más propio es en los comentarios del final de la letra que venga al caso, en este caso la ele, aunque guardo otra aportación con la ce que dejaré para otra ocasión.
En realidad se trata de travesuras de niños en Campillo allá por los años 40 y 50 que yo sepa, que si no vienen al caso, puede ser útil la aportación en otra publicación. Para estar más en consonacia llamaré FACATÚAS infantiles en vez de travesuras.
LECHE JUDIA
Así llamabamos a una abundante planta silvestre de unos 20 o 30 cm. de altura con una floración verdosa al final. La he visto en muchos lugares de España pero no sé otro nombre común ni el cientifico, lo cierto es que al cortar el tallo rezumaba una sávia blanca, tal como la leche.
Los niños mas experimentados decían que embadurdandose el glande (supustamente la palabra empleada era la vulgar), crecía el "aparatito".
Fuí testigo de ver los resultados en una sola ocasión y SÏ , el glande se había agrandado sobremanera, pero estaba tumefacto y dolorido, según me dijo el niño. Obviamente, escarmenté por cabeza ajena y jamás se me ocurrió en mi tal remedio
Manuel Carrasco Rubio

Manuel Carrasco Rubio dijo...

Compruebo después de JARTO de escribir, que no se ha llegado a la letra ele. Por favor, ubicarlo donde proceda si es que procede.
saludos

Coloquio dijo...

Estupenda recopilación. Muchas no son localismos o vulgarismos sino auténticas palabras con mucho sabor y escaso uso por desconocimiento o menosprecio. Gracias por la aportación.

Manuel Carrasco Rubio dijo...

Hecho en falta la palabra JARAMANDEL que, por lo que hoy he sabido se empleaba, imcluso hay quien aún la emplea en el sentido de crítica: "Lo he puesto o me ha puesto como un JARAMANDEL," en igual sentido que ponerte "como un trapo". La verdad es que nunca escuché tal expresión en Campillo.